Elegancia y estilo en el ‘brit pop’

El ‘brit pop’ es un fenómeno que surgió a mediados de los años 90 en el Reino Unido. La aparición de bandas como Oasis o Blur provocó el auge de la música que se producía en las islas, que, durante un buen número de años, habían vivido bajo el cobijo de los irlandeses U2 y The Cranberries, los grupos, quizás, con mayor impacto mediático en los 80 y principios de los 90, respectivamente.

La entrada en el mercado de los hermanos Gallagher junto a la formación liderada por Damon Albarn permitió que el pop británico se identificara en todo el mundo con un sonido rockero y descarado, en el que las guitarras prevalecían sobre el resto de instrumentos, y donde las letras destacaban por ser rotundas y directas.

Sin embargo, al igual que en las demás facetas de la vida, el paso del tiempo ha dado lugar a una evolución de ese ‘brit pop’ de mediados de los años 90. Más de una década después, los Gallagher aún ‘sobreviven’ –Blur ‘murió’ con la marcha de su líder para dar forma al fugaz proyecto de Gorillaz- , aunque nuevas bandas, como es lógico, han adelantado ‘por la derecha’ a los de Manchester.

Del sonido sencillo, eléctrico y directo de ese emergente y recién nacido ‘Brit pop’, se ha pasado a melodías mucho más sofisticadas, elegantes y con estilo. Coldplay y Keane son los principales representantes de este renovado ‘brit pop’. Ambas formaciones han sabido utilizar a la perfección las nuevas tecnologías, para hacerlas suyas y crear un estilo genuino y personal.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en el último trabajo de Coldplay, ‘Vida la vida or death and all his friends’. Un disco sorprendente por su calidad, por el ritmo que los londinenses imprimen y el sentido positivo de la vida que desprenden todas y cada una de sus canciones. Un álbum más que recomendable, en el que el paladar musical del oyente disfruta de nuevos ‘sabores’ cada vez que pulsa el botón de ‘play’ para escuchar de nuevo el trabajo de la banda de Chris Martin.

Coldplay ya había dado muestras de un pop sofisticado, pero con su nuevo disco ha alcanzado la excelencia. Una decena de piezas perfectamente ordenadas, que van de menos a más y que una vez terminadas, dejan un poso de haberse quedado con ganas de más. De reproducirlo una vez más. Así lo atestiguan temas como ‘Cemeteries of London’, ‘Violet hill’, ‘Strawberry swing’, ‘Death and all his friends’ o el increíble ‘Viva la vida’, entre otros.

Un cd que, además, denota la gran cantidad de fuentes de las que han bebido los británicos para crear este álbum -más allá de su enorme afinidad con los míticos e inigualables U2-. Inquietudes que han hecho más grande un disco que, para algunos como yo, ya figura entre sus objetos imprescindibles. Justo cuando parecía que el mundo de la música estaba huérfano de creatividad, Coldplay entra en escena para ofrecer un camino de esperanza en un mercado que, hasta ahora, estaba sumido entre las tinieblas. Con ellos, la luz se encuentra un poco más cerca.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: buy backlinks | Thanks to seo, seo services and Insanity Workout