Revólver: El directo más fiel

Pasan y pasan los años, pero Revólver sigue siendo uno de los mejores grupos españoles en directo. No sólo lo demuestran sus conciertos acústicos denominados ‘básicos’, sino también todas y cada una de las giras que ha llevado a cabo por nuestro país. La última, la que presenta su último trabajo, ’21 gramos’, pasó el pasado jueves por Madrid, y dejó un sello imborrable para todos los que abarrotamos el Circo Price.

Carlos Goñi es como el buen vino, mejora con los años en el plano musical. A sus 47, el compositor y cantante valenciano mantiene intacta la esencia de aquel Revólver que caló entre las multitudes a mediados de los años 90. Los tiempos cambian, la temática y el estilo de las canciones también, pero encima de un escenario, Goñi sigue siendo el mismo de hace una década.

Su directo es impresionante. Arropado por una excelente banda, el músico levantino desgranó los temas que forman parte de ’21 gramos’, y repasó lo mejor de su carrera. Así, el concierto, que fue de menos a más, comenzó con uno de sus himnos, ‘Calle mayor’, para tocar, posteriormente, temas tan conocidos como ‘Sara’, ‘San Pedro’ o ‘Lo que Ana ve’, en el que arrancó los aplausos de los presentes al dedicarlo a aquellas mujeres afectadas por la lacra de la violencia de género.

Tras dar buena cuenta de sus nuevas composiciones, como ‘Todos somos capitanes’, ‘Clarisa’ o ‘Y pasa el tiempo’, llegó el momento más álgido de la noche, de la mano de dos clásicos, ‘Odio’ y ‘Eldorado’, para cerrar la primera parte del concierto con el tema que da título a su último álbum, ’21 gramos’. En los ‘bises’, Revólver tuvo que retornar al escenario hasta en tres ocasiones ante la insistencia del público, que no se conformaba con la más de hora y media que había transcurrido de concierto.

En el primer ‘bis’, Goñi improvisó un pequeño acústico, en el que interpretó piezas como ‘El peligro’, ‘Hay besos’ o ‘Faro de Lisboa’, en una versión con arreglos distintos a los originales. Revólver cerró el directo con ‘Tiempo pequeño’, el primer sencillo de ’21 gramos’, pero ante los gritos de “otra, otra”, Goñi no tuvo más remedio que regresar al escenario para, ahora sí, completar su actuación con el emblemático ‘El roce de tu piel’.

Carlos Goñi ofreció un directo sensacional. Su voz inconfundible, su estilo personal y su maestría para tocar la guitarra encandilaron a un público que se emocionó con la sensibilidad de sus nuevas canciones, y que recordó viejos tiempos con algunos temas que, en mi caso, forman parte de la banda sonora de mi vida. Revólver demostró que tiene cuerda para rato, y que su gatillo aún no se ha encasquillado.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: buy backlinks | Thanks to seo, seo services and Insanity Workout