En directo: Del ‘por qué te vas, Cabra’ a un canto cada vez menos loco

Les ruego disculpen el abandono que ha sufrido este, hasta hace tres semanas, prolífico blog musical, pero motivos ajenos a mi persona (llamados empresa de servicios en Internet, concretamente Ya.com –les recomiendo que no contraten ninguno de sus productos-) han impedido que desarrollara la labor que, tan altruista y gustosa, vengo realizando de forma más irregular de lo que el que les habla desearía.

El pasado viernes retomamos el hilo de la actualidad, vía 3G –en la que continuamos-, con la caja que va a publicar Revólver para conmemorar los 20 años que cumple de carrera artística. Hoy, con su permiso, voy a hacerme eco de dos conciertos a los que tuve el privilegio de asistir hace un par de semanas, que me dejaron un regusto bien distinto.

El primero de ellos fue el ofrecido por La Cabra Mecánica el pasado 28 de octubre en la sala Galileo Galilei de Madrid, en la presentación de la gira que culminará con su disolución definitiva. Quien les habla tuvo en sus manos, hará unos 12 años, el álbum de debut de una formación que buscaba el éxito con temas como ‘Reina de la mantequilla’ o el escatológico ‘Que te follen’. Fui testigo indirecto de sus primeros pasos y escuché una y mil veces el saludo personalizado de ‘Lichis’ en el programa de éxitos que realizaba cada semana en la radio local en la que hice mis primeros ‘pinitos’ en este mundillo.

Pero para nada podía imaginar, por aquel entonces, la carrera que se ha labrado el grupo de Lavapiés, injusta de alguna manera con el talento que exhiben sus letras y con la amalgama y fusión de estilos de sus sonidos. Todo un placer para el oído, como pude constatar en la emblemática sala de la capital, en la que La Cabra desplegó sus mejores armas, sus temas, aderezados por una excelente interpretación de ‘Lichis’, por una magnífica banda y por su complicidad con el público.

Es una lástima que grupos de este nivel, de los que aportan de verdad al panorama musical, digan ‘adiós’, aunque a tenor de la dinámica de retorno de un gran número de bandas, su marcha podría constituir un ‘hasta luego’. Nunca se sabe. Su música seguirá viva, pero visto lo visto en Galileo Galilei, con la constancia de que lo que escuché no es pasado sino presente y futuro, me veo en la obligación de preguntar: ¿Por qué te vas, Cabra?

Un decepcionante Canto del Loco
Si ese miércoles disfruté con los ‘mecánicos de Lavapiés’, el jueves 29 me quedé con un sabor amargo al presenciar otra actuación de despedida, temporal en este caso: la de El Canto del Loco, en su primera comparecencia en el Palacio de los Deportes, en un recinto a rebosar, con más de 15.000 espectadores.

Antes de comenzar con mi exposición, me gustaría realizar una puntualización: los madrileños son uno de mis grupos favoritos. A través de sonidos pop y letras a la par divertidas que originales y con sentimiento, la banda liderada por Dani Martín se ha hecho un hueco en los corazones de muchas personas, razón más que suficiente como para que su actuación fuera mucho más generosa que lo que demostró durante su ‘show’ en la instalación capitalina.

Partiendo de la base de que El Canto del Loco reafirmó una gran madurez y profesionalidad sobre el escenario y su loable crecimiento desde que se diera a conocer hace ya nueve años, su concierto en Madrid se sustentó en la racanería. Un mal muy común en las alturas musicales. Dos horas escasas de actuación –bises incluidos- y ni un solo artista invitado –más allá del guitarrista de Los Ronaldos, si no recuerdo mal- son argumentos muy poco convincentes como para abonar un mínimo de 30 euros –precio de la localidad más barata- en los tiempos de crisis que corren.

El Canto del Loco no era, hasta ahora, un grupo dudoso en este sentido. Sus incondicionales han tenido la oportunidad de ver a la banda en directo en conciertos interminables, que superaban las dos horas y media de duración, ya fuera en Madrid, en Alicante o en una actuación gratuita en las fiestas de Alcorcón, por poner un ejemplo. Pero ahora todo ha cambiado por culpa del éxito. Los de Dani Martín ofrecieron, con todos mis respetos al resto de ciudades y pueblos de España, un repertorio holgado para provincias pero insuficiente para un examen como el de Madrid.

El Canto del Loco incurrió en el mismo error que cometen muchos matadores de toros: comparecer en Las Ventas con el mismo repertorio que en plazas de segunda. Un escenario como Madrid exige dar el máximo, no dejarse ni una sola de sus canciones emblemáticas –imperdonable que omitieran ‘Eres un canalla’, el tema que les dio a conocer, y ‘La madre de José’, que les consolidó en la cima’- y ofrecer algo distinto, una colaboración que ratifique lo especial que es tocar en Madrid, ciudad donde todo se magnifica, y más para una banda oriunda de la comunidad.

En definitiva, un concierto perfectamente ejecutado pero con escaso contenido. Esperemos que el parón que van a acometer les haga reflexionar en este sentido, para que podamos dejar de pensar y afirmar que esta banda madrileña ha perdido su esencia y se ha convertido en un canto cada vez menos loco.

You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Responses to “En directo: Del ‘por qué te vas, Cabra’ a un canto cada vez menos loco”

  1. Anonymous dice:

    Ya se te echaba de menos.
    Lástima que grupos tan interesantes como La Cabra terminen por desaparecer, confiemos en que un culo inquieto como el de Lichis, no esté mucho tiempo sentado

    Jesús

  2. Anonymous dice:

    Borja, gran critica musical. Me ha gustado mucho. Quiza el proyecto EL Canto esta un poco agotado y necesita descanso… son muchos años con mas de lo mismo e imnovar y renovarse lleva tiempo y lleva mejores y peores epocas mas o menos oscuras, puede q estemos ante una de ellas. Un abrazo, tengo ganas de volver por el gallego. Pedro !

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: buy backlinks | Thanks to seo, seo services and Insanity Workout