Rihanna se exhibe en Madrid

Puro espectáculo. Así se puede definir el ‘show’ que Rihanna ofreció en la noche de este jueves a los 15.000 espectadores que abarrotaron el Palacio de los Deportes. La barbadense protagonizó su segunda actuación en nuestro país, tras la realizada el miércoles en Barcelona, dentro de su gira mundial ‘Loud 2011’.
Rihanna compareció en Madrid por segunda vez –la primera enmarcada en un ‘tour’ propio- con un recital que podríamos denominar 2.0. Un alarde de medios técnicos que mezcla los conceptos concierto y teatro musical. Un ‘show’ ‘non-stop’ de una hora y 45 minutos, sin interrupciones entre canciones, en el que la artista de las Islas Barbados dio rienda suelta a los grandes éxitos de su corta pero intensa carrera musical.
El escenario era impresionante. Presidido por una pantalla de dimensiones gigantescas, disponía de cuatro pantallas pequeñas en forma de círculo que se iban moviendo en función de las necesidades, además de sistemas deslizantes que permitían que Rihanna se desplazara de un lado a otro sin realizar esfuerzo alguno y que la cantante apareciera en escena después de cada cambio de vestuario –un total de seis- a bordo de impactantes plataformas.
Con tal despliegue de luz y sonido y acompañada por un excepcional equipo de bailarines, Rihanna fue ejecutando, uno a uno, todos sus ‘hits’. Tras un comienzo arrollador, con ‘Only girl in the world’ y ‘Disturbia’, llegaron los conocidísimos ‘Man down’, ‘Rude boy’, ‘S&M’, ‘Cheers’, ‘Unfaithful’o ‘Hate that I love you’, entre otros, para poner ‘patas arriba’ el Palacio de los Deportes de Madrid con ‘Don´t stop the music’, en uno de los momentos álgidos de la noche.
Un espectáculo muy medido en el que la barbadense se empleó bien con descaro o con una enorme sensualidad cuando la situación lo requería, y en el que no existieron tiempos muertos entre canciones. En los cambios de vestuario, el espectáculo que ofrecieron las pantallas instaladas en el escenario hicieron de ‘engarce’ perfecto entre temas y convirtieron el concierto en una especie de sesión de música de baile.
El final del ‘show’ fue apoteósico, primero con ‘I love the way you lie’, para pasar por una de sus canciones más emblemáticas, ‘Umbrella’, y terminar con un ‘broche de oro’, el colosal ‘We found love’, que convirtió el recinto madrileño en una macrodiscoteca con 15.000 personas botando.
Rihanna demostró en Madrid que, pese a su bisoñez –tiene sólo 23 años-, ha ganado en madurez artística, justo cuando atraviesa uno de los momentos más importantes de su carrera. Habrá que estar atentos para comprobar si la barbadense es capaz de elevar aún más un ‘listón’ que ya ha dejado muy alto.

Foto: Web oficial Rihanna

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: buy backlinks | Thanks to seo, seo services and Insanity Workout